Museo Parroquial

Entre sus pertenencias más destacables podemos reseñar:

 


El rosario de cristal, presidido por una espléndida Cruz de Guía. Se compone de 15 faroles, representativos de los 15 misterios del rosario, y de 2 pasos
   

Un órgano, instrumento que puede datar de la segunda mitad del siglo XIX. Cuenta con una caja simple que proviene de la escuela del organero Pedro Roqués. A lo largo de su historia ha sufrido algunas reformas e intervenciones aunque la tubería es bastante homogénea.
   

Un atril con dos incunables.

 

 

Además con motivo de las obras de restauración de la Iglesia Parroquial, se acondicionó su salón como sala de exposiciones permanente de arte sacro, ornamental y bibliográfico del archivo de la parroquia de Perdiguera. A estos efectos, es destacable la existencia de varios pergaminos y encuadernaciones en piel de Canto Gregoriano de gran valor.