Ermitas

Perdiguera cuenta con tres ermitas:

 

  Ermita de Santa Cruz, está asociada a un pueblo medieval del siglo XII. Actualmente sólo se conservan sus ruinas.
De la antigua cofradía de Santa Cruz, encargada del culto y cuidado de la ermita, se conservan sus cuentas de 1490 a 1527.
   

Ermita de San José, fue construida en el siglo XVII, es destacable sus bóvedas a base de yeserías de tradición mudéjar. De planta rectangular, con porche en la entrada, se encuentra dentro del casco urbano y según reza en una inscripción que recorre la cornisa de separación entre muros y bóvedas de los tres últimos tramos lo fue a expensas de D. Pedro Murillo, natural de Perdiguera: “Esta santa ermita fvndo el Dor Pedro Mvrillo natvral de Perdigvera, beneficado del Pilar, vicario de Leciñena y canónigo de el Real Monasterio de Montearacon, mvrio de edad de cinqvuenta y cinco años.”

   
Nuestra Señora de Asteruelas (Santa Engracia). En 1168 Alfonso II concedió "la almunia que está en Monegros, llamada Asteruelas" a la abadía cisterciense del Salz (cerca de Zuera), predecesora de la de Rueda. Por necesidades económicas el Císter se desprendió de esta posesión en 1414, cuando fue adquirida por el mercader Antonio Pertusa con la intención de cederla al concejo de Perdiguera, para con sus rentas, sufragar la capellanía que fundó en la parroquial de Perdiguera. La viuda de Pertusa posteriormente, transfirió la propiedad al concejo en las condiciones previstas por su esposo. 
Restaurada entre los años 2000 y 2006, fueron inauguradas el 14 de abril de 2007.